Tipos Histológicos del HIC

Hay dos tipos histológicos de HIC: focal y difuso.

En la forma difusa, todo el páncreas se ve afectado, mientras que en la forma focal, sólo una parte del páncreas está afectada. La forma difusa se hereda de forma autosómica recesiva o dominante, mientras que la forma focal se hereda por vía paterna combinada con una pérdida somática de heterocigosidad (LOH).

Estos pacientes heredan en forma recesiva una mutación paterna en el gen ABCC8 o KCNJ11. Durante el desarrollo pancreático, una única célula precursora pierde el alelo materno del cromosoma 11p15, de modo que la progenie de esta célula sólo tendrá genes mutantes SUR1, y además carecerá de los genes supresores del crecimiento impresos en el alelo materno perdido (LOH). El resultado es una lesión focal proliferante compuesta de células β que secretan insulina en forma desregulada.

Etiología genética de una lesión focal. A) Se observa cromosomas parentales normales con la región distal del brazo corto que contiene los genes ABCC8 y KCNJ11 (que codifican para el canal de KATP), y los genes H19 y p57Kip2 y IGF2, que influyen en la proliferación celular. B) Se observa la base genética de una lesión focal, que resulta de la herencia recesiva paterna de una mutación en los genes ABCC8 o KCNJ11, y la pérdida de la heterocigosidad de la porción distal del brazo corto del cromosoma 11.

Las lesiones focales son localizadas mediante Tomografía por Emisión de Positrones con 18-fluoro-L-3,4 dihidroxifenilalanina, para luego ser resecadas, logrando la curación del niño.

Las formas difusas de HIC que no responden al tratamiento médico, requieren pancreatectomía casi total (con el riesgo consecuente de la Diabetes Mellitus y la insuficiencia pancreática exócrina).